La inmarcesible belleza de la ecuación del círculo

Los economistas no se interrogan: calculan. No reflexionan: dictaminan. No dudan: dogmatizan. No descubren nada: inventan el invento. Así es más fácil.

Redes Sociales:
9
20
fb-share-icon20

 

What do you want to do ?

New mail