Liberar al pueblo usamericano
Recuperar el espíritu del jazz

Desafortunadamente, el jazz perdió su alma hace una o dos décadas. Pasó de ser la voz de la resistencia a lo que progresivamente se ha reducido a una “cuestión académica”, un “sistema de conocimientos”.

Redes Sociales:
9
20
fb-share-icon20

Soy un artista de jazz, he dedicado toda mi vida adulta al estudio de la música y de la cultura afrousamericanas. El jazz es sin duda la más importante y quizás la única contribución usamericana significativa a la cultura mundial. Y la siguiente pregunta es: ¿En qué punto se encuentra el jazz usamericano negro hoy en día? ¿Por qué los negros usamericanos perdieron todo interés en su propia creación fantástica?

Soy un artista de jazz, he dedicado toda mi vida adulta al estudio de la música y de la cultura afrousamericanas. El jazz es sin duda la más importante y quizás la única contribución usamericana significativa a la cultura mundial. Y la siguiente pregunta es: ¿En qué punto se encuentra el jazz usamericano negro hoy en día? ¿Por qué los negros usamericanos perdieron todo interés en su propia creación fantástica?

Cuando el jazz significaba algo, no era un lenguaje de víctima. Al contrario, el jazz era un mensaje de desafío: todo lo que puedas hacer, nosotros los negros podemos hacerlo mejor. Y la verdad es que nadie lo ha hecho mejor que Trane, Bird, Miles, Elvin, Sonny, Blakey, Duke, Ella y muchos otros. Estos artistas no suplicaron a Wall Street que los financiara, no pidieron a otros que se unieran a su lucha; al contrario, nos llevaron al resto de nosotros a suplicar que su belleza, su arte y su espíritu nos iluminaran y nos liberaran. La élite usamericana no tardó mucho en darse cuenta de que el jazz era el mejor embajador de USAmérica en el mundo. Y todo esto sucedió mientras los negros usamericanos estaban sometidos al apartheid, especialmente en el Sur. Es razonable pensar que fue la transformación del jazz en la «Voz de América» lo que desempeñó un papel importante en la liberación del Sur negro.

Desafortunadamente, el jazz perdió su alma hace una o dos décadas. Pasó de ser la voz de la resistencia a lo que progresivamente se ha reducido a una “cuestión académica”, un “sistema de conocimientos”. Hoy en día, much@s jóvenes músic@s de jazz son “egresad@s de una escuela de música”. Pueden ser muy rápid@s y sofisticad@s, pero tienen muy poco que decir y, en la mayoría de los casos, prefieren no decir nada. Algun@s pueden creer que decir algo va en contra de sus “objetivos artísticos” porque difumina la distinción entre el arte y la política. Temo que se equivoquen. Para que el jazz sea una forma de arte significativa, es mejor que sea revolucionario hasta el final.  El jazz es, ante todo, el sonido de la libertad.

Durante un tiempo, vimos cómo el jazz contemporáneo se deterioraba hasta convertirse en un ejercicio técnico sin sentido. El jazz básicamente murió en nosotros. ¿Esta desaparición artística anticipó el colapso de la civilización usamericana y la imagen que USAmérica tiene de sí misma como “sociedad libre”?

¿Por qué murió el jazz? Porque los negros usamericanos perdieron todo interés en su forma original de arte. ¿Por qué se desinteresaron? En gran parte porque su arte, como todos los demás aspectos de la cultura usamericana, de las finanzas, de los medios, del espíritu y del sueño, fue ocupado.

Como otros artistas de jazz y humanistas, detesto el racismo en todas sus formas. Sin embargo, quiero ver a la gente celebrar sus síntomas. Soy de los que quieren ver a los alemanes escribir filosofía de nuevo y componer sinfonías. Quiero ver a la gente celebrar su propia y única cultura, siempre y cuando no lo hagan a expensas de otros.  Más que cualquier otra cosa, quiero que los negros estén orgullosos de lo que son. Deseo que nos lleven, una vez más, por el camino de la belleza que nos han hecho descubrir a todos, más que a cualquier otro pueblo. Espero que USamérica Negra nos dé un joven Trane, un nuevo Bird, la próxima Sarah Vaughan, un personaje a la Miles. Quiero ver a los negros usamericanos hipnotizarnos con sus talentos, celebrar su grandeza. Quiero que sean los embajadores usamericanos que una vez fueron, en lugar de las víctimas de los abusos de la USAmérica. Supongo que en lugar de enviar soldados usamericanos a liberar a otras personas en guerras criminales neoconservadoras, ha llegado el momento de que USamérica se libere a sí misma.

Gilad Atzmon جيلاد أتزمون گيلاد آتزمون

Original: Liberating the American People
Back to the Spirit of Jazz

Traducido por María Piedad Ossaba para La Pluma y Tlaxcala

Editado por   Fausto Giudice Фаусто Джудиче فاوستو جيوديشي

Traducciones disponibles: Français

Léase también La belleza como arma política, una conversación con Gilad Atzmon, por Manuel Talens, 2005

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_21690.jpg