Colombia: la Jurisdicción Especial para la Paz ordena la liberación de Santrich

Se aplica al ex líder guerrillero la garantía de no extradición, por lo que no será enviado a Estados Unidos. La JEP ordenó la captura de ‘El Paisa’, otro exjefe de las FARC, y se declaró competente para juzgarle.

Redes Sociales:
9

La justicia de paz en Colombia ordenó este miércoles (15.05.2019) la «libertad inmediata» del líder de la extinta guerrilla de las FARC, Jesús Santrich (Seuxis Paucias Hernández), detenido en una prisión en Bogotá desde abril de 2018 y pedido en extradición por Estados Unidos por narcotráfico.

Comunicado 073 Sobre Seuxis Paucias Hernández Solarte DEF MAYO 15 DE 2019

_________________________

Menos de una hora antes, la JEP había confirmado la orden de captura emitida el pasado 26 de abril en contra de otro de los jefes de las FARC, Hernán Darío Velásquez, alias ‘El Paisa’, y aclaró que deberá ser puesto a disposición de ese tribunal y no de la jurisprudencia ordinaria.

El organismo reiteró hoy que es «plenamente competente para ordenar la captura de Velásquez Saldarriaga por su incumplimiento de las condiciones para mantener el beneficio de la libertad». En una audiencia pública, la magistrada de la JEP Catalina Díaz explicó que con esta decisión la Justicia Especial para la Paz responde a una solicitud de la Procuraduría, que pidió aclarar si la orden de captura del 26 de abril es nueva o la materialización de otras emitidas anteriormente por la justicia ordinaria.

Al respecto, el tribunal aseveró en un comunicado que «en todo caso Velásquez Saldarriaga debe ser puesto a disposición de la Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP, en virtud de la cláusula constitucional de competencia prevalente, preferente y exclusiva sobre las conductas relacionadas con el conflicto armado interno».

Jesús Santrich, en una imagen de archivo.

Responsable de diversos crímenes

La columna móvil Teófilo Forero, que dirigió ‘El Paisa’, era una de las más sanguinarias de las FARC y se le atribuyen ataques como el asesinato el 29 de diciembre del 2000 del congresista Diego Turbay Cote, su madre y cinco personas más en una emboscada en una carretera del sureño departamento del Caquetá. También fue responsable del secuestro en abril de 2002 de 12 diputados del departamento del Valle del Cauca, 11 de los cuales fueron asesinados en cautiverio cinco años después.

Igualmente, del atentado contra el club El Nogal de Bogotá en febrero de 2003, que le costó la vida a 36 personas y dejó heridas a más de 200, así como una cadena de ataques con decenas de muertos y heridos principalmente en el sur del país. Las autoridades señalan a la Teófilo Forero como responsable del asesinato el 27 de febrero de 2006 de nueve concejales que estaban reunidos en un restaurante del municipio de Rivera, en el suroeste del país.

Guerrilleros asesinados

El senador Carlos Antonio Lozada, del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC, heredero de la guerrilla), denunció también que 114 exguerrilleros y 31 de sus familiares, «incluido un bebé de siete meses», han sido asesinados desde noviembre de 2016 cuando se firmó la paz con el Gobierno colombiano. Según Lozada, todo apunta a que los responsables de los crímenes «son grupos paramilitares» y hasta el momento no tienen «información de ningún caso de excombatientes que hayan sido asesinados por disidentes de las FARC».

Las declaraciones de Lozada se dan un día después de que el partido FARC denunciara el asesinato en Tuluá, ubicado en el departamento del Valle del Cauca (suroeste), de Jorge Enrique Corredor, conocido en su época de guerrillero como «Wilson Saavedra».

lgc (afp/efe)

Fuente: Deutsche Welle

______________________

Renuncian altos funcionarios del poder judicial en Colombia

El no extraditar a Jesús Santrich, uno de los ex-jefes de las FARC, provoca la renuncia del Fiscal General y «divide aún más al país, en torno al frágil proceso de paz.» 

El fiscal general presentó su renuncia tras la aplicación al ex líder guerrillero la garantía de no extradición. La JEP ordenó la captura de ‘El Paisa’, otro exjefe de las FARC, y se declaró competente para juzgarle.

La Jurisdicción Especial para la Paz en Colombia ordenó este miércoles (15.05.2019) la «libertad inmediata» del líder de la extinta guerrilla de las FARC, Jesús Santrich (Seuxis Paucias Hernández), detenido en una prisión en Bogotá desde abril de 2018 y pedido en extradición por Estados Unidos por narcotráfico. La decisión del tribunal establecido a raíz del acuerdo de paz ha venido seguida por la renuncia presentada por el fiscal general, Néstor Humberto Martínez. «Mi conciencia y mi devoción por el Estado de derecho me lo impiden (liberar al líder rebelde), por ello he presentado renuncia irrevocable a mi cargo de fiscal general de la nación», dijo Martínez en una declaración en Bogotá. A la renuncia del fiscal general siguió la de su vicefiscal María Paulina Riveros.

El organismo reiteró hoy que es «plenamente competente para ordenar la captura de Velásquez Saldarriaga por su incumplimiento de las condiciones para mantener el beneficio de la libertad». En una audiencia pública, la magistrada de la JEP Catalina Díaz explicó que con esta decisión la Justicia Especial para la Paz responde a una solicitud de la Procuraduría, que pidió aclarar si la orden de captura del 26 de abril es nueva o la materialización de otras emitidas anteriormente por la justicia ordinaria.

Al respecto, el tribunal aseveró en un comunicado que «en todo caso Velásquez Saldarriaga debe ser puesto a disposición de la Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP, en virtud de la cláusula constitucional de competencia prevalente, preferente y exclusiva sobre las conductas relacionadas con el conflicto armado interno».

lgc (afp/efe)
Última actualización a las 21:40 (CET) con la renuncia también de la vicefiscal.

Fuente: Deutsche Welle

El valor de la paz: una mirada al proceso en Colombia

El arduo camino hacia la paz

La firma del histórico acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC marcó un hito clave, pero no el fin del camino. La implementación de lo pactado no ha estado exenta de contratiempos. Prueba de que hay que consolidar esa paz es que ante los comicios presidenciales se volviera a discutir sobre ese acuerdo que hizo callar las armas tras más de cinco décadas de conflicto armado. Ver dossier completo

Various Authors – Auteurs divers