Ecuador: la campaña sucia para catapultar al candidato Guillermo Lasso

El horizonte de fin de la moneda de Estados Unidos genera temor en la sociedad ecuatoriana, marcada por la recesión y las experiencias traumática del pasado.

Redes Sociales:
9
20
fb-share-icon20
La carrera presidencial en Ecuador entre Andrés Arauz y Guillermo Lasso se encuentra en la recta final. Dentro de la estrategia electoral de Lasso, quien figura debajo en las encuestas, se han redoblado acciones de campaña sucia. Esta forma de proceder está asociada a su nuevo asesor: Jaime Durán Barba.
Es común ver a venezolanos pidiendo dinero en las calles de Quito. La inmigración en Ecuador es grande, y el tema Venezuela, como en otros países, es utilizado por la derecha para generar miedo en los votantes. Se trata de un mecanismo conocido, que, en el caso ecuatoriano, dio un paso más: la utilización de migrantes para una campaña, en este caso del candidato presidencial Guillermo Lasso, quien enfrentará a Andrés Arauz, el 11 de abril.
«Por votar por el socialismo estoy aquí pidiendo limosna», o, «yo tenía una casa y un trabajo, votamos mal y aquí estoy, ¿esto quieres para tu futuro?, vota bien», son algunos de los carteles que comenzaron a llevar venezolanos en los semáforos y esquinas de diferentes ciudades del país que, según diferentes fuentes, reciben entre 10 y 20 dólares por día.
500 millones

Ecuador: Andrés Arauz denuncia «jugarretas políticas» del Gobierno de Lenín Moreno

La campaña en las calles fue luego conducida a las redes sociales para multiplicar su efecto, tanto a nivel nacional como internacional, con su difusión, por ejemplo, por parte del expresidente de Colombia Álvaro Uribe.

No fue lo único, en la ciudad de Guayaquil, por ejemplo, fueron colocadas vallas del estreno del documental Venezuelización – Latinoamérica en peligro, en la misma intención de vincular a Arauz con el imaginario construido por los grandes medios sobre Venezuela.
El horizonte de fin de la moneda de Estados Unidos genera temor en la sociedad ecuatoriana, marcada por la recesión y las experiencias traumática del pasado. Y Durán Barba es, justamente, según Murillo Ruiz, «un experto en manejar las desilusiones de la gente en cualquier país donde ciertos políticos lo contratan para ‘ganar’ elecciones cueste lo que cueste».

«A Durán Barba no le interesa el candidato acaso, le interesa demostrar que, maquinando juegos emocionales, extraídos pero soliviantados de y por la masa, cualquier candidato sin atributos, un Lasso con zapatos rojos, puede hacerse del poder», afirma Murillo Ruiz. Los zapatos rojos, refieren a la estrategia de Durán Barba al iniciar la cuenta de TikTok de Lasso: se le puso zapatos rojos, hecho alrededor del cual se centraron debates y tendencias momentáneamente.

Marco Teruggi, desde Ecuador

Editado por María Piedad Ossaba

Fuente: Sputnik Mundo, 1 de abril de 2021