Francia: un Halloween anti-Corán bajo Covid

Por lo demás, el gobierno anunciará sin duda nuevas restricciones a nuestras libertades el día de Todos los Santos – pero ciertamente no medidas para aumentar los recursos de los hospitales.

Redes Sociales:
9
20
fb-share-icon20

El paso a la hora de invierno marca, este año, la entrada en un ambiente particularmente extraño: ¿vamos a celebrar todos los santos del calendario Charlie? ¿Será el 1 de noviembre el día de los muertos del Covid? El acoso mediático curiosamente ha mezclado en estas semanas antes de Todos los Santos, Covid y Corán.

Ya no se sabe si las personas que cruzamos llevan máscaras sanitarias o de Halloween: ¿el nuevo modelo para sordos tiene realmente una finalidad terapéutica, o es una contribución a los rituales del Barón Samedi en Haití o del Katrina en México? A medida que se aproxima el invierno, las calles se vuelven francamente siniestras y los transeúntes enmascarados evocan cada vez más la Velada en la Avenida Karl Johan de Edvard Munch, donde una multitud de hombres y mujeres vestidos de negro, que parecen haber puesto todos en sus rostros la misma pálida máscara de miedo y amenaza, forman un desfile de muertos vivientes.

Nuestros buenos doctores tienen mucha razón al aconsejarnos no aventurarnos a salir después de las 8 p.m, “durante estas horas de oscuridad donde se exaltan los poderes” del Covid.

Por lo demás, el gobierno anunciará sin duda nuevas restricciones a nuestras libertades el día de Todos los Santos – pero ciertamente no medidas para aumentar los recursos de los hospitales. Por lo tanto, se podría pensar que, a falta de cloroquina, prohibida, el Poder quieren vendernos la nueva Cruzada anti – Corán como una Cruzada anti – Covid, al igual que en la Edad Media, para luchar contra la peste la plaga se designaba un chivo expiatorio.

Por lo tanto, someto pues a la atención de Olivier Véran [ministro de Salud] esta modesta contribución en la “guerra” contra el Corán, perdón, el Covid.

Receta milagrosa anti-co-vid/ran: conviene ante todo colocarse bajo la protección de Santa Blasfemia, insultando con santo celo al ídolo Mahom. A continuación, preparar una decocción de caricaturas de Mahoma, que se dejará macerar toda la noche en un gran vaso de agua (que se aromatizará según los gustos: limón, ron, verbena, pimiento de Ezpeleta…). La infusión tendrá una virtud superior si se coloca entre dos velas encendidas al pie de imágenes de los Santos de Fuego: San Cabu, San Charb y San Wolinski. (Cualquier decocción preparada un 7 de enero valdrá 300 días de indulgencia, perdón, inmunización adicional). Por la mañana, trague en ayunas contemplando piadosamente, de rodillas, el último número (más eficaz si es fresco y oloroso) de Charlie Hebdo; se puede, simultáneamente, si se tienen abdominales poderosos, pisotear un ejemplar del Corán.

Después de eso, podemos ir tranquilamente (pero siempre enmascarados, nunca se sabe), a celebrar Halloween o el día de Todos los Santos, pero no más tarde de las 8 pm, y sólo en el círculo familiar (no más de 6 personas). Porque el comité de expertos de Coimbra ha decidido que el espectáculo de actos sacrílegos contra el Corán y el ídolo Mahom es un secreto infalible para neutralizar los poderes del Covid.

Tenafly, New Jersey, USA, octubre de 2020. SETH WENIG/AP PHOTO

Rosa Llorens

Original: Une Halloween anti-Coran sous Covid

Traducido por María Piedad Ossaba para la Pluma y Tlaxcala, 30 de octubre de 2020

Traducciones disponibles : Italiano