Arde la Amazonia y con ella las democracias latinoamericanas

El respeto a las instituciones democráticas es el punto de partida imprescindible para la elaboración y gestión de formas de producción que respeten el medio ambiente y sean sostenibles en el tiempo.

Redes Sociales:
9

Las chocantes imagenes de la Amazonia en llamas muestran la catástrofe ecológica que se está produciendo que tiene claramente razones económicas y políticas.

Jair Bolsonaro llegó a la presidencia del Brasil luego de que su predecesora democráticamente electa, Dilma Rousseff, fuera destituida en forma ilegítima y tras el encarcelamiento arbitrario de su principal contrincante Luiz Ignacio “Lula” da Silva. Este militar retirado, sin ninguna vocación por la gestión pública, llega junto a una alianza con los grandes terratenientes, que se aseguran el ministerio de Agricultura y otros organismos públicos para favorecer negocios privados y un desprecio manifiesto por la preservación del medio ambiente.

Chico Marinho

Esta situación ha diseñado el escenario perfecto para el crecimiento descontrolado en menos de un año, del desmonte y la explotación agrícola intensiva que desde los años 70s corroe la selva amazónica.

La utilización intensiva del monocultivo y de agrotóxicos está llevando a el envenenamiento de suelos y poblaciones. Esta situación junto al el desmonte, con el avance de la frontera agropecuaria, produce el desalojo de habitantes nativos y particularmente de los pueblos originarios de la región.

Con la gestión Bolsonaro se acentuó la desregulación de la utilización de la tierra, la eliminación de mecanismos de control y de contención de daños llevando el aumento desproporcionado de focos de incendio como está ocurriendo en Brasil desde comienzos de este año, frente a la pasividad y complicidad de ese poder frente a esta situación.

Mientras el fuego consume la Amazonia y luego de las elecciones primarias en Argentina, que vislumbran la partida de Mauricio Macri del gobierno, Bolsonaro sale a tratar de rescatar a su principal socio en la región, lanzando una campaña de ataques insultantes contra el candidato con más chances de ganar, Alberto Fernandez. Esto ocurre pues Macri y Bolsonaro, aun con sus matices, comparten el modelo de negocios financieros, agronómicos o mineros sin condicionamientos ni frenos.

El respeto a las instituciones democráticas es el punto de partida imprescindible para la elaboración y gestión de formas de producción que respeten el medio ambiente y sean sostenibles en el tiempo.

Por eso apoyamos la lucha del pueblo brasileño para parar la política de Bolsonaro, exigimos la libertad de Lula y participamos de la ola de recuperación popular que se avecina en Argentina A través de un proyecto democrático, más justo y solidario con la región.

ACAF

Traducciones disponibles: Français

Source:ACAF, 31 de agosto de 2019