Los emigrantes, de nuevo…

Y tú, amigo lector, seguro que tienes genes migratorios en el alma de tus células y que padeces esa oscura nostalgia de la imprecisa patria remota, síndrome universal del paraíso perdido.

Redes Sociales:
9
20
fb-share-icon20