Abu Yair, 72º Califa abasí

El 7 de marzo, Abu Yair fue a tomar un café con los notables beduinos de Rahat y les prometió mil millones de shekels (250 millones de euros) para garantizar su “seguridad contra la delincuencia”.

Redes Sociales:
9
20
fb-share-icon20

Friedrich Engels, el compañero de Karl Marx, explica en “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado” cómo los conquistadores, los colonizadores acaban siendo devorados por los pueblos conquistados, adoptando sus usos y costumbres. Emilio Lussu, el antifascista sardo que creó el Partido de Acción y luego el movimiento de resistencia “ Giustizia e Libertà”, cuenta una escena que vivió en los años 20, cuando presenció el regreso de los soldados italianos de Libia al puerto de Cagliari: estaban vestidos con chilabas y babuchas, algunos con un mono en el hombro, otros con flautas de caña y darbukas. ¡Se habían convertido en árabes!

Abu Yair pescando votos en Rahat. Arriba con los notables, abajo en un cartel que dice: “Todos contigo, Abu Yair

Esto fue lo que me vino a la mente cuando vi las fotos de la campaña electoral de Bibi Netanyahu, convertido en Abu Yair para seducir a a los electores palestinos, a los que los sionistas llaman “los árabes”. El 7 de marzo, Abu Yair fue a tomar un café con los notables beduinos de Rahat y les prometió mil millones de shekels (250 millones de euros) para garantizar su “seguridad contra la delincuencia”. Y el 21 de marzo, en una entrevista televisiva, prometió organizar vuelos directos desde Tel Aviv a La Meca para la próxima peregrinación. Pero sobre todo, Abu Yair consiguió meterse en el bolsillo también al otro Abas, el “Victorioso”(Mansur).

Mansur Abas  en un mitin electoral en Kafr Kanna, el 22 de febrero de 2021

Este dentista de Maghar, un gran pueblo de mayoría drusa, es el líder de la Lista Árabe Unida (RAAM, su acrónimo en hebreo), un partido procedente de la llamada rama “sudista” del Movimiento Islámico, fundado en 1989 en el “Triángulo”, la región de Umm El Fahm. Los sureños y los norteños se dividieron a partir de la década de 1990, los primeros aceptando los Acuerdos de Oslo y los segundos rechazándolos.

La división se profundizó cuando los sureños decidieron participar en las elecciones israelíes y se unieron a tres partidos “árabes” , Balad, Hadash y Ta’al (comunistas, nacionalistas y liberales) para constituir la Lista Conjunta (al-Qa’imah al-Mushtarakah/HaReshima HaMeshutefet), que obtuvo 15 escaños en la Knéset  el año pasado, batiendo todos sus récords. Pero hace unos meses, la RAAM decidió presentarse por su cuenta a las eleccionesn, tras la danza del vientre de Bibi, alias Abu Yair, que le prometió el oro y el moro. Esto ha dado sus frutos a nuestro Abas, cuya lista acaba de ganar cuatro escaños. Por supuesto, no se convertirá en ministro junto a los kahanistas que sólo sueñan una “solución final” para los “árabes”, pero se ha convertido en el “hacedor de reyes” del país: Abu Yair necesita los votos de sus 4 diputados para obtener una mayoría knesetiana.

Mansur, al igual que Mahmud, su primo de Ramala, lleva el prestigioso nombre de Abas  (El Austero, El León), el tío del Profeta del Islam, que fundó la dinastía abasí, que produjo 71 califas, desde el año 750 al 1258 en Bagdad, y luego desde 1261 al 1517 en El Cairo. Ni el uno, ni el otro, nunca serán califas. Simplemente pasarán a la historia como los hacedores del primer califa judío de la historia, Abu Yair.

Un cartel electoral de la Lista Conjunta,  que representa a Bibi Abu Yair con una leyenda en árabe: “El padre de la ley del Estado-nación habla de un ‘nuevo enfoque’, ¿de quién se burla? ” durante una manifestación en Umm al-Fahm el 5 de marzo de 2021, contra la delincuencia organizada y la violencia intracomunitaria. (AHMAD GHARABLI / AFP)

Fausto Giudice Фаусто Джудиче فاوستو جيوديشي

Original: Abou Yair, 72ème Calife abbasside

Traducido por María Piedad Ossaba para La Pluma y Tlaxcala, 27 de marzo de 2021

Traducciones disponibles: English  Deutsch  Italiano 

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_21690.jpg