Sobre salvajes

Gustavo Pereira impresionó al mundo con sus somaris, que detiene el pulso de quienes lo leen desde el egocentrismo de la cultura occidental. Nos referimos a «Sobre salvajes».

Redes Sociales:
9
20
fb-share-icon20
Este poema de Gustavo Pereira fue leído el día de la aprobación del Capítulo de Derechos de los Pueblos Indígenas de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, año 1999. Una lección de amor y armonía respetuosa por y hacia la Pachamama.
Los pemones de la Gran Sabana
llaman al rocío Chirïke-yeetakuú
que significa Saliva de las Estrellas;
A las lágrimas Enú-parupué
que quiere decir Guarapo de los Ojos,
y al corazón Yewán-enapué:
Semilla del Vientre.
 
Los waraos del Delta del Orinoco dicen Mejokoji
(El Sol del Pecho) para nombrar el Alma.
Para decir amigo dicen Ma-jokaraisa: Mi otro corazón.
Y para decir olvidar, dicen: Emonikitane,
que quiere decir Perdonar.
 
Los muy tontos no saben lo que dicen
Para decir Tierra dicen Madre
Para decir Madre dicen Ternura
Para decir Ternura dicen Entrega
 
Tienen tal confusión de sentimientos
que con toda razón
las buenas gentes que somos
les llamamos salvajes.
El poema de Gustavo Pereira que pone en jaque a la cultura occidental

Gustavo Pereira

Editado por María Piedad Ossaba

N de La Pluma: El poeta venezolano Gustavo Pereira creó el termino «somarí» para referirse a sus poemas de carácter breve, sin restricciones de forma y con un elemento cargado de significado. Una declaración del propio escritor los describe así: «Un pequeño instrumento apto para ser leído con la prontitud que esta complicada sociedad exige, pero que al mismo tiempo no fuese tan… vamos a decir, inofensivo».

What do you want to do ?

New mail