Mi participación en la resistencia armada al golpe del 11 de septiembre

La segunda gran decisiónfue armarme para el enfrentamiento. Pasara lo que pasara, no tenía la intención de escabullirme, sino de enfrentar al monstruo con las botas puestas.

Redes Sociales:
9
20
fb-share-icon20
What do you want to do ?

New mail

El historiador de Río Grande do Sul Mário Maestri estudió, vivió y militó como refugiado político de Brasil en Santiago de Chile en 1971-73. Aquí están sus memorias del golpe de estado del 11 de septiembre de 1973, publicadas en siete capítulos en el sitio web sul21 del 5 al 11 de septiembre de 2020

I

La mañana del 11 de septiembre

El título del texto es pomposo, pero mi combate fue decepcionante. Sin embargo, creo junto al poeta que “nada es pequeño, cuando el alma es grande”.

En agosto de 1973, creo que en la mañana, en mi casa calle El Remanso, en las Torres de Macul, gueto de refugiados brasileños, escuché atónito a Salvador Allende anunciar el descubrimiento y la represión de la conspiración revolucionaria entre marineros chilenos, dirigida por el MIR, organización en la que milité.

Mientras hacía la pérfida denuncia, la radio fue silenciada por el ataque dinamitero de grupos de derecha a una torre de alta tensión.

Los suboficiales y marineros detenidos y torturados por el oficial eran los líderes de un movimiento muy amplio de la Armada de Chile en defensa del gobierno de la UP. Participé junto a Jorge Magasich, mi colega del curso de Historia y militancia del MIR, en una escuálida marcha convocada en defensa de los valientes marineros traicionados por el que pretendían defender. Entendí entonces que la derrota sería la resolución más probable del enfrentamiento que ahora era cuestión de semanas o días.

Descargar documento

Mario Maestri

Original: Minha participação na resistência armada ao golpe de 11 de setembro

Traducido por María Isabel Aguirre

Fuente: Tlaxcala, 20 de sptiembre de 2020