!Justicia para los Hohenzollern !
!Un poco de caridad, por favor! La familia imperial alemana de los Hohenzollern pide recuperar sus bienes

Primero les roban los castillos a la nobleza, luego las casitas a los obreros, y al final hasta los puentes debajo de los cuales duermen los sin hogar). Usted ha sido advertido.

Redes Sociales:
9
20
fb-share-icon20

Pobres Hohenzollern: primero su más celebre antepasado, el emperador Guillermo II, perdió la Primera Guerra Mundial como jefe supremo de la guerra, luego la familia imperial se vio obligada a abdicar por sus súbditos, y ahora la República Federal y el Estado de Brandemburgo no quieren ni siquiera entregar sin tambores ni trompetas sus bienes a los herederos del emperador: ¡un escándalo!

 – Los Hohenzollern quieren volver aquí y recuperar miles de obras de arte.
-Y con eso también, el Imperio, el trono y la servidumbre, supongo.
Klaus Stuttmann

No se puede negar cierta decencia en la plebe gobernante: después de todo, los representantes de la alta casa y del Gobierno habían llevado a cabo durante años negociaciones secretas sobre la restitución de las propiedades de los Hohenzollern y por lo tanto habían excluido de un debate público una opinión más bien indigna y sin calificaciones para ello. De hecho, la plebeya Ministra de Estado de Cultura, Grütters, incluso anunció que las negociaciones «se realizan con el fin de lograr una solución global duradera para diversas obras de arte y objetos de colección». Pero la doliente familia imperial ¿pudo recuperar su castillo de Cecilienhof? ¡Nanay cucas!*

La familia imperial arrastra aun, pegada a los faldones, la acusación de crímenes de guerra que las potencias vencedoras de la Primera Guerra Mundial habían formulado contra el casi inocente emperador Wilhelm, sólo porque su ejército había utilizado gases tóxicos y atacado a la Bélgica neutral en 1914. Esta calumnia vengativa profana el honor de la familia imperial mientras su fortuna siga en manos de los sucesores de la vergonzosa Revolución de Noviembre que llevó al valiente Guillermo II a abdicar. Aunque el valiente Ministro de Finanzas de Brandemburgo, Christian Görke (Die Linke, Partido La Izquierda), pudo reanudar el procedimiento inmobiliario ante los tribunales e incluso decir: «Espero que esta desafortunada situación se aclare definitivamente», ¿ha encontrado ya la familia imperial sus tierras y castillos? No. La justicia contemporánea tampoco quiere restituir el castillo de Rheinfels, cerca de St. Goar

 

La cerveza prusiana: un sabor…majestuoso

Georg Friedrich Ferdinand Principe de Prusia, el jefe de la Casa Hohenzollern, debe ganarse la vida vendiendo cerveza de la marca « Preußens » [de Prusia]. Posee la tranquila Isla de  los Príncipes en Plön y otras chabolas. Lo más importante es que es miembro de la Junta Directiva del Club Germano-Americano, donde se sienta junto a Richard Grenell, el Statthalter (Gobernador) de Trump en Berlín. El diario BILD también está resueltamente del lado del pobre heredero en la lucha por la propiedad: «Los nobles quieren recuperar bienes que fueron construidos por la nobleza….», escribe el periódico. Construido con sus propias manos! Así es como funciona. Incluso la Fundación del Patrimonio Cultural Prusiano, que obtuvo beneficios tras la revolución de noviembre (1918), está «totalmente dispuesta a negociar». Sin embargo, la casa Hohenzollern aún no ha recuperado sus bienes, por el momento.

Es preciso poner fin a la discriminación contra los herederos de la orgullosa historia de Alemania. Lo primero tendría que hacer el estado alemán es trasladar los numerosos monumentos del Kaiser Wilhelm y los terrenos adyacentes a los Hohenzollern. Porque donde está escrito Kaiser Wilhelm, es de los Hohenzollern. La ARD (televisión pública) también debería pagar honorarios decentes a los aristócratas actores del magnífico matrimonio de Georg Friedrich Príncipe de Prusia con Sophie Princesa de Isenburg, que fue transmitido en vivo durante tres horas. ¡Todo lo que nos ahorramos en costes de producción! ¡Y como estas hermosas fotos sólo están disponibles en Inglaterra, también se pudieron evitar gastos de viaje considerables!

Como siempre con las cuestiones fundamentales de la democracia, el diario BILD tiene la última palabra: « El grito ‘Tome los castillos y los dominios de la nobleza’ resuena una y otra vez. Este grito debe terminar de resonar: hay miles de familias, no solamente aristócratas, que tienen fortunas a través de generaciones». Es exactamente eso. Primero les roban los castillos a la nobleza, luego las casitas a los obreros, y al final hasta los puentes debajo de los cuales duermen los sin hogar). Usted ha sido advertido.

Nota de la T
Nana
y cucas: sociolecto, frase hecha que se utiliza para negar.

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_20730.jpg

Guillermo II, el último emperador Hohenzollern, representado como “apache”, el apodado de los malevos parisinos. Postal de propaganda francesa, 1914

Ulrich Gellermann

Original: Hilfe für Hohenzollern
Ein Herz für Prinzen und andere Erben

Traducido por María Piedad Ossaba para La Pluma y Tlaxcala, 1 de agosto de 2019

Editado por : Fausto Giudice Фаусто Джудиче فاوستو جيوديشي

Traducciones disponibles: Français