El Papa pedirá al rey de Marruecos una solución para el Sáhara occidental

«Lograr la paz, pero no la paz del exterminio, sino la paz de la justicia». Una solución encallada desde hace más de 40 años.

Redes Sociales:
9
20
fb-share-icon20

Francisco viaja este sábado al país norteafricano, donde se encontrará con los dos obispos católicos en el territorio, ambos españoles

Organizaciones humanitarias lograron el compromiso del Pontífice de recordar a Mohammed VI «el sinsentido de mantener la ocupación del territorio saharaui»

El papa Francisco visita Marruecos. El viaje guarda mucho significado para el diálogo con el islam moderado, pero también para la minoría cristiana en el país (apenas 30.000 católicos, según las estadísticas). Además, este periplo tiene alto contenido político, especialmente para los activistas del Sáhara Occidental, que en las últimas semanas lograron arrancar el compromiso a Bergoglio de que hablaría con el rey de Marruecos para solicitar una solución al conflicto de la antigua colonia española. 

La presencia histórica española en el país ha dejado marcas significativas en el ámbito religioso. De hecho, los dos obispos del país son españoles: el arzobispo de Tánger, Santiago Agrelo; y el de Rabat, el salesiano Cristóbal López, que acompañarán al Papa en su viaje, y le mostrarán la situación de los migrantes en el país, así como de la minoría cristiana, que ha pedido una ley que les otorgue más libertad religiosa en un país mayoritariamente musulmán, pero socio estratégico de Occidente.

El Papa, con niños saharauis que pasan el verano con familias italianas

El Papa, con niños saharauis que pasan el verano con familias italianas

Francisco ya ha tenido contacto con la situación de los saharauis. Hace unos meses se fotografió con un grupo de niños procedentes de los territorios ocupados y recibió al algunas organizaciones humanitarias que le hicieron entrega de un escrito en el que piden al Pontífice que, durante el viaje de este fin de semana, «indique al Rey de Marruecos el sinsentido de mantener la ocupación del territorio saharaui, y que interceda por los presos y por el respeto a sus gentes y a sus recursos naturales».

«No es una misión fácil, pero sabemos a quién se lo pedimos: a alguien que sabe que no se puede mirar para otro lado cuando se produce la injusticia», subrayan los firmantes del escrito enviado al Papa.

«Ante la inminente visita de Su Santidad al Reino de Marruecos, consideramos nuestra obligación recordarle que ese país ocupa ilegalmente una parte del Sáhara Occidental, antigua colonia española que no fue descolonizada por España y que sigue pendiente de que se realice un referéndum de autodeterminación», se lee en la carta.

Solución encallada

Lo que está pendiente es si Francisco hablará del Sáhara en público o en audiencia privada. Y el efecto que pueda tener en el Gobierno marroquí. El conflicto del Sáhara se extiende desde la salida precipitada (y no conforme a la legalidad, según resolución de la ONU) de España como potencia administradora en 1975. Anexionado en su mayoría por Marruecos, el país norteafricano niega la vía de una referéndum de autodeterminación como territorio descolonizado. En diciembre pasado, se retomaron las conversaciones entre el Gobierno marroquí y el Frente Polisario auspiciadas por la ONU en Suiza tras años de silencio. En los últimos meses, el Consejo de Seguridad ha presionado a las dos partes para sentarse a la mesa, principalmente aprobando prórrogas más cortas de la misión de paz desplegada en la zona (Minurso).

Muro de la vergüenza

La carta que llegó a Francisco también denuncia el «muro de la vergüenza» que «divide y separa a los territorios ocupados de los liberados del Sáhara Occidental». Un «muro militarizado de 2.270 km», cuyos márgenes «están plagados de minas». Este es el contexto socio-político al que llega el Papa y en el que deberá moverse para hacer llegar el mensaje al que se comprometió con esos grupos actividas saharauis: «Lograr la paz, pero no la paz del exterminio, sino la paz de la justicia». Una solución encallada desde hace más de 40 años.

►Carta al Papa ante su visita a Marruecos

Jesús Bastante

Source: Tlaxcala, 31 de marzo de 2019

Publicado en El Diario