¿Defenderá Felipe VI el respeto a los derechos humanos del Pueblo Saharaui ante Mohamed VI en su próximo viaje?
Carta abierta al Rey de España

Redes Sociales:
2

https://ceas-sahara.es/media/2017/06/0.-CEAS-peque.jpgLos Reyes Felipe y Letizia harán un viaje de Estado a Marruecos los días 13 y 14 de febrero, a invitación del Rey Mohamed VI, según ha anunciado este lunes el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación. Viajarán acompañados por cinco ministros –Exteriores, Interior, Agricultura, Cultura y Comercio– y un secretario de Estado –Energía–, que firmarán acuerdos políticos con sus homólogos marroquíes. He aquí el comunicado de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, CEAS-Sahara, que coordina a más de 200 asociaciones de solidaridad con el pueblo saharaui en el Estado español.-Tlaxcala

Don Felipe, como Rey de España y Jefe del Estado nos dirigimos a Ud., una vez más, con la esperanza de que, en la medida de sus posibilidades, contribuya a la búsqueda de una solución definitiva de un conflicto que el Estado español creó y que, por responsabilidad histórica y obligación legal, debe contribuir a solucionar: la descolonización del Sahara Occidental.

Hace 44 años, ante la “Marcha Verde” marroquí sobre el Sáhara Occidental se vivió algo inesperado en El Aaiún: la visita del príncipe Juan Carlos, Jefe de Estado en funciones ante la grave enfermedad del dictador Franco. Dijo entonces a los mandos militares que el Ejército español iba a conservar intacto su prestigio y honor, que cumplirían con las promesas hechas a los saharauis para que decidieran libremente su destino, y que como ciudadanos españoles que eran, con representación en las Cortes, no estaban solos. Pero sus palabras duraron poco, casi dos semanas después les encerramos en sus barrios entre alambradas y les entregamos al invasor marroquí.

La vergüenza por la traición y abandono a un pueblo que tenia DNI español continúa, que vivían en la 53 provincia española. Es hora ya de que el Jefe del Estado repare el daño que España ha causado a un pueblo que habla nuestro idioma, que quiere a nuestro país y al que nosotros también queremos. El drama del Sahara Occidental, la última colonia de África, es cosa nuestra, son nuestros refugiados y tenemos con ellos una gran responsabilidad. El conflicto saharaui encontrará una vía de solución si el Estado español y Europa no cierran los ojos a la ocupación, a la intransigencia y a la impunidad marroquí. Hay que exigir el respeto de los derechos humanos; respetar las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el Derecho internacional se debe anteponer a los intereses económicos.

En su viaje a Marruecos con un gran número de empresarios españoles, es una gran ocasión para defender ante el Rey Mohamed VI los derechos humanos de activistas saharauis que están presos en cárceles marroquíes, como los condenados de Gdeim Izik, con penas de hasta cadena perpetua. Ud, que ha aludido en numerosas ocasiones a la defensa de los derechos humanos, tiene ahora la oportunidad de referirse al Sahara Occidental, donde se violan sistemáticamente con el silencio cómplice de España.

Exigimos que no se utilicen los derechos del pueblo saharaui como “moneda de cambio” para llevarnos bien con Marruecos. Los intereses de las empresas españolas no pueden ser una excusa ante esta grave e injusta realidad. Se debe cumplir la sentencia firme del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 21 de diciembre de 2016 y las dos posteriores del 2018, donde se establece “habida cuenta del estatuto separado y distinto reconocido al territorio del Sáhara Occidental en virtud de la Carta de Naciones Unidas y del principio de autodeterminación de los pueblos…” que los Acuerdos de Asociación y Liberalización entre Marruecos y cualquier otro país no se pueden aplicar al territorio del Sahara Occidental, en referencia a la explotación de sus recursos naturales, sin consentimiento de su pueblo, convertida de esta forma en mero expolio, ilegal y tremendamente cruel, atendiendo a la situación humanitaria del Pueblo Saharaui.

El derecho internacional respalda al Pueblo Saharaui, que en 1991 relegó su legítimo derecho a la lucha armada y confió en las promesas de las Naciones Unidas para hacer un referéndum y decidir libremente su futuro, referéndum acordado que aun no se ha celebrado por la oposición e intransigencia de Marruecos. Mientras, la Misión de NNUU en el territorio, establecida para la organización del referéndum, sigue sin tener entre sus competencias la vigilancia de los derechos humanos.

En su anterior viaje a Marruecos, no hizo referencia alguna a los derechos humanos del Pueblo Saharaui, que sufre la represión del régimen marroquí y está dividido por un muro de más de 2.700 kilómetros plagado de minas.

¿Tendrá el valor de hacerlo en esta nueva ocasión y reparar la promesa incumplida de don Juan Carlos hace 43 años? Se lo debemos a la justicia, pero, sobre todo, a nuestra propia dignidad y al Pueblo Saharaui.

Madrid, 11 de febrero de 2019

CEAS Sahara

Fuente: Tlaxcala, 13 de febrero de 2019

Traducciones disponibles: Français