Argentina #NoG20: La vida en el Virreynato

El Virrey y su esposa podrán entregarle importantes regalos a los visitantes al mismo tiempo que refirman su concepción ideológica colonial y su subordinación en primer lugar al Imperio norteamericano representado por un verdadero impresentable Donald Trump.

Redes Sociales:
0

Dime con quién andas y te diré quién eres”

Nunca tan precisa esta frase, que expresa la cultura popular, para describir la sociedad del espectáculo que es nuestro país hoy mientras se desarrolla el cónclave del G. 20.

Durante semanas los medios de comunicación gráficos, radiales y televisivos hegemónicos, a los que se suman los funcionarios de la Ceocracia, tratan de instalar en el imaginario colectivo que a partir de este encuentro lloverán las inversiones extranjeras y viviremos en un país de maravilla con trabajo para todos. Incluso nos tratan de vender que los que han llegado son “los líderes más importantes del mundo”. En realidad son los gerentes o administradores del verdadero poder financiero y de las corporaciones que manejan el planeta. A este, además, lo están destruyendo ya que los países representados en esta reunión generan el 76 % de los gases efecto invernadero que están provocando el calentamiento del mismo con efectos que vemos todos los días-inundaciones impensadas, incendios huracanes sequias tornados, etc.

Como dijera Fidel Castro los seres humanos y el capitalismo son los verdaderos depredadores y es a esa expresión en la globalización que representan los visitantes. Para que no supieran que llegaban a un país con un 35 % de pobres y en el que se pierden 6.000 puestos de trabajo por mes el Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires procedió a usar la fuerza para desalojar los más de seis mil indigentes que duermen en las calles con la consigna, que les trasmitiera a las fuerzas represivas la Ministro de Seguridad, que dispararan a los que se negaran. Por supuesto en esa “fiesta” con expresiones obscenas de riqueza no participaban los más de un millón cien mil habitantes de la “ciudad de las furias” que están por debajo del nivel de pobreza. La misma la pagamos entre todos y se calcula que costara 120 millones de dólares.

El Virrey y su esposa podrán entregarle importantes regalos a los visitantes al mismo tiempo que refirman su concepción ideológica colonial y su subordinación en primer lugar al Imperio norteamericano representado por un verdadero impresentable Donald Trump. Este ha generado, en el país del Norte, una verdadera xenofobia que afecta a los migrantes latinos y a los afro descendientes al mismo tiempo que le ordena a Migraciones que dispare con balas letales a la columna de centroamericanos que pretende ingresar al país. Que, como dijera Noam Chonsky, huyen de la destrucción de sus naciones generada por las políticas de Washington. Por supuesto que nadie le pregunta porque permanecen las tropas estadounidenses en Afganistán y en Irak y por los crímenes de guerra que protagonizaran estas en los territorios ocupados.

Al Virrey lo que le enorgullece es haber  y el ofrecimiento de inversiones en ese verdadero Frankestein que es Vaca Muerta. Lo otro no interesa.

Argentina: Vaca Muerta, negocio para pocos, problemas para muchos

Los medios de comunicación tampoco se interpelan mientras horas y horas de las programaciones –sobre todo televisivas –las dedican a mostrar las impresionantes aeronaves que trasladaron a los participantes del cónclave y en el caso de Trump a mostrar el aparato militar y de seguridad que lo acompaña. Para demostrar algún nivel de sensibilidad el Presidente de Francia, Emanuel Macron visitó –fuera de protocolo –una librería reconociéndose como un admirador de Jorge Luis Borges. Al mismo tiempo que en su país millones de franceses participaban en manifestaciones y piquetes que se enfrentaban a la policía francesa en protesta por los aumentos de los combustibles y de los impuestos. Con él la Ceocracia aspira a acordar la venta de material bélico para rearmar a las Fuerzas Armadas que ahora, por la decisión del Virrey, podrán intervenir en la política interna y realizar tareas de inteligencia en los movimientos sociales.

Como colofón de este contexto bochornoso uno de los primeros en llegar fue el príncipe heredero de la monarquía saudita Mohamed Bin Salman que no sólo es responsable del brutal asesinato del periodista opositor Jamal Khashoggi, en la embajada de ese país en Turquía, sino también de la agresión militar a Yemen. Arabia Saudita, con el apoyo de Estados Unidos y de Israel, lleva adelante en esa nación una guerra de baja intensidad –como se denominan actualmente estas operaciones intervencionistas. La misma ha condenado al hambre a 14 millones de yemenitas, y a la muerte ,por desnutrición ,a 85 mil niños . Al mismo tiempo que son miles las víctimas civiles.

Por último el Virrey, que ocupa la Casa Rosada, ha insistido en solicitar a Trump una inmediata intervención en Venezuela. Antes de la primera Independencia en 1810 Sobremonte y Cisneros intentaban tener alguna independencia de su mandante la Corona Española, ahora por el contrario Macri hace esfuerzos por hacer buena letra . Así transcurre la vida en este Virreinato.

Por cierto lo que nos hace albergar esperanzas son las movilizaciones populares en repudio a estas expresiones.

Manuel Justo Gaggero

Editado por María Piedad Ossaba

Fuente: Resumen Latinoamericano, 1 de diciembre de 2018