ARTifariti vuelve a los Territorios Liberados del Sáhara Occidental

ARTifariti 2018 se realiza bajo el lema “Una poesía hecha por todos”, con el objetivo de visibilizar el expolio que las autoridades marroquíes están realizando de la cultura saharaui en los Territorios Ocupados.

Redes Sociales:
0

ARTifariti, los Encuentros Internacionales de Arte y Derechos Humanos del Sáhara Occidental, han vuelto este año, en su duodécima edición, al lugar en que nacieron: Tifariti, en los Territorios Liberados del Sáhara Occidental.

El regreso se produce después de una ausencia de siete años, que estuvo motivada por el secuestro en octubre de 2011, en Rabuni, capital administrativa de los campamentos saharauis de Tinduf (Argelia), de tres cooperantes: la extremeña Ainhoa Fernández, el mallorquín Enric Gonyalons y la italiana Rosella Urr,  por el grupo terrorista MUJAO (relacionado con Al Qaeda) y que fueron liberados en julio del año siguiente.

Durante los siete últimos años años, ARTifariti, una cita con el arte para reivindicar los Derechos Humanos, el derecho de las personas y los pueblos a su tierra, su cultura, sus raíces y su libertad, se celebró en los campamentos de refugiados saharauis, en el desierto argelino.

Impulsado por la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS),  que preside Fernando Peraita, ARTifariti empezó su andadura en 2007 como un “encuentro internacional de artistas por los derechos humanos globales contra el muro de la vergüenza marroquí”.

Y fue en la localidad de Tifariti, donde durante la guerra hubo fuertes batallas entre los ejércitos saharaui y marroquí y se produjo una masacre al bombardear la aviación marroquí a la población saharaui con napalm y fósforo blanco, el mismo día de la entrada en vigor del alto el fuego. Cerca de este lugar está el “muro de la vergüenza” construido por Marruecos, de más de 2.700 kilómetros y sembrado de millones de minas, que separa los territorios saharauis ocupados de la zona liberada por el Frente Polisario.

ARTifariti pretende ser “un desafío cultural como los que se desarrollaron frente a otros muros de la vergüenza (Berlín, Palestina…)” y la ciudad de Tifariti “quiere posicionarse como un espacio donde el arte público accione la voladura simbólica del muro, justo en el punto de encuentro de las caravanas saharauis que esperan regresar del exilio realizando su sueño: un estado independiente y democrático”.

En estos encuentros han intervenido a lo largo de su historia cientos de artistas y docentes de África, América, Asia y Europa, sus obras pasan a formar parte del patrimonio cultural del pueblo saharaui y son exhibidas al aire libre, donde fueron creadas, en el museo de Tifariti o en otros espacios del Ministerio de Cultura saharaui.

Fruto de los talleres de arte para saharauis organizados en ARTifariti fue la inauguración en 2013, en el campamento de Bojador, de la primera Escuela de Arte y Derechos Humanos con sede en un campamento de refugiados, una construcción moderna y funcional realizada bajo la dirección de la arquitecta Charo Escobar.

En 2017,  el encuentro artístico acogió a la Universidad Popular de los Movimientos Sociales (UPMS), promovida en el Foro Social Mundial de 2003 por el intelectual portugués Boaventura de Sousa Santos. En una videoconferencia desde Estados Unidos el profesor reiteró su compromiso con la descolonización del Sáhara Occidental y anunció que la sede de la UPMS, hasta entonces ubicada en Brasil, se iba a radicar en los campamentos saharauis.

En un comunicado, los artistas internacionales y saharauis participantes en esta  edición señalan que son “conocedores de la situación en los territorios ocupados, de las torturas, violaciones a la población saharaui y del expolio de todo tipo que están realizando las autoridades marroquíes sobre los recursos naturales y los bienes culturales del Pueblo Saharaui”.

Mural de Bettina Semmer en la fachada de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis

Ante ello, manifiestan, con su presencia en Tifariti del 1 al 9 de noviembre, “su apoyo a que el Pueblo Saharaui use sin limitaciones sus Territorios Liberados, desde la costa atlántica hasta la frontera argelina, y que se celebre el referéndum de autodeterminación para que pueda disfrutar de todo su territorio nacional en Paz y Libertad”.

Alfonso Lafarga

Fuente: Tlaxcala, 6 de noviembre de 2018

Publicado por Contramutis